Uno de cada cinco niños sufre OBESIDAD.

La obesidad es una enfermedad crónica que EMPEORA notablemente la CALIDAD DE VIDA y aumenta el riesgo de padecer, entre otras, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes.

Sin embargo, aún hay poca consciencia en la sociedad de la gravedad de esta epidemia, cuyo tratamiento más eficaz es la PREVENCIÓN. Para ello, la primera infancia constituye, según los expertos, una etapa crucial para la instauración de hábitos saludables y evitar desarrollar una obesidad que en la mayoría de los casos persiste hasta la adolescencia.

La Organización Mundial de la Salud ha publicado este miércoles una GUÍA SOBRE ACTIVIDAD FÍSICA, SEDENTARISMO Y SUEÑO para niños de 0 a 4 años.

«No se puede esperar hasta que el niño tenga 10 años para actuar, porque para entonces, los malos hábitos ya se han instaurado y se ha desarrollado el tejido adiposo, por lo que es mucho más difícil de tratar», explica Julio Álvarez Pitti.

Os dejo el enlace del artículo de la OMS para que podáis echarle un vistazo: http://cort.as/-HRQ-

¡Os deseamos una buena y saludable semana!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *